fbpx

Microbús

Abordo el microbús del Desierto de los Leones. Me siento y dejo que las construcciones pasen a velocidad y formen un río de color heterogéneo. Suena una música latina con muchas percusiones. Cada golpe en el borde de la tarola tiene un sonido grave que revibra en las ventanas y en mis costillas. Las lámparas interiores de la micro brillan menos siguiendo ese ritmo.

La música es una energía primaria de la que es difícil escapar. Volteo la cabeza a mirar la calle: banquetas, anuncios, portones, paredes alargadas. ¿Sabías tú que la figura más repetida en la ciudad es el rectángulo?, ¿y que las luces en el Valle de México en la noche y a lo lejos se perciben como circulares?

Lo que suena es una cumbia: “tacatac tacatac tacatac-suavecito, suavecito, suavecito…”. El sonido me apachurra, me roba la luz, como si me cerraran los párpados. La blusa de esa señora se apaga por momentos. El retumbar de las bocinas tensa y destensa el aire.

Mi pecho parece una campana, resuena. El motor ruge y nos sacudimos sobre coladeras y ondulaciones del camino. El corazón me late como animalito enjaulado. Me siento mareado y las cumbias no se detienen.

Me acurruco en mi asiento, como una ratita. El micro sigue haciendo brum, brum. Me pregunto si los otros sentirán lo mismo. Imagino mis costillas con fisuras, con algunas astillas de fuera.

La cumbia es el fuego de los latinos, ¡sí señor! Pero mi día fue brutal y ayer tuve diarrea. Estoy agotado. Dormiré ahora…

Pero no consiguió la bendición de la inconsciencia, sino que se sintió flotar en el torrente hambriento del Periférico, en una oscuridad inquieta que te mece y te va acariciando con su molesto devenir…

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Username: Adrián Alejandro Martínez

Hidalguense de 28 años, aficionado al rock y a la poesía.
Le gusta viajar a la montaña y zonas boscosas.
Considera que una clave para vivir en estos tiempos biológicamente complicados es que te importe, y que no te importe.

«Si escribes en este siglo y pareces del XIX, estás frito».

Te invitamos a seguir nuestras redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.