El destino de la humanidad se revela en Shingeki no Kyojin. The Final Season

Después de una colosal e interminable espera, por fin se ha estrenado la última temporada de Attack on Titan (AoT). Si bien, el manga de AoT aún no concluye y nos dejó picadísimos con el episodio 135, desde hace tiempo ya se había anunciado que esta sería la última temporada del anime y que se planeaba que concluyeran de manera casi simultánea.

Después de una colosal e interminable espera, por fin se ha estrenado la última temporada de Attack on Titan (AoT). Si bien, el manga de AoT aún no concluye y nos dejó picadísimos con el episodio 135, desde hace tiempo ya se había anunciado que esta sería la última temporada del anime y que se planeaba que concluyeran de manera casi simultánea.

En esta ocasión, el arco narrativo nos hablará un poco más sobre los orígenes de Berthold, Reiner y Annie, en el país de Marley, que se ha erigido como una potencia militar gracias al poder de los titanes. Ahora, después del fracaso de Zeke en Eldia (la isla de Paradis, donde están las murallas), que ha demostrado que el poder de los titanes no es absoluto, el dominio de Marley peligra.

En la última temporada se habló de la voluntad del primer rey, el pequeño embrollo de borrar las memorias de todos los habitantes dentro de las murallas (en la isla de Paradis, es decir, el país de Eldia) y la condena que eligió el primer rey para tratar de mantener una paz (ilusoria, pero paz). Sin embargo, con el poder del titán fundador en manos de Eren Jaegger esa opción quedó descartada.

Desde los primeros dos episodios de la nueva temporada, se nos muestra que los Eldianos son considerados “demonios” (debido al poder de los titanes) y que quienes no viven en la isla, viven en campos de concentración, en Marley. Algunas de estas personas, también llamadas “sujetos de Ymir”, son forzadas a participar como soldados (más bien como carne de cañón) con la promesa de obtener una vida mejor dentro de Marley. Sin embargo, bajo el pretexto de que su “raza” fue la culpable de una gran masacre, jamás dejan de ser ciudadanos de segunda clase.

Quizá lo más horrífico de ese escenario sea que los eldianos de Marley tienen un honesto fervor genocida contra su propia gente. De hecho, una de las formas para expiar ese pecado consiste en eliminar a Eldia de una vez por todas, para que los “eldianos buenos” (quienes combaten para Marley) puedan ser perdonados. Sin embargo, Eren, con el titán de ataque y el titán fundador, no lo permitirá tan fácilmente.

Por este motivo, otra de las grandes expectativas de la cuarta temporada consiste en el enfrentamiento de voluntades: la voluntad de libertad que tiene Eren versus la voluntad de un mundo que aparentemente desea el exterminio de todos los eldianos. La gran revelación de la tercera temporada, que existe un mundo más allá de las murallas, también trajo el conocimiento de que quizá el verdadero monstruo, el verdadero enemigo, ni siquiera sean los titanes. Capitán Erwin, el tiempo te dio la razón. ¡Shinzo wo sesageyo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Gablot

Username: Gablot

Gilberto A. Nava, “Gablot” (México, D.F. 1990). Estudió Letras Hispánicas (FFyL/UNAM). Como poeta es un excelente cuentista. Pambolero por herencia genética y cruzazulino por resignación; fanático de Zelda, entrenador Pokémon por las noches. Pierde la mitad del día jugando MTGA. Ha colaborado en Atómix, Penumbria, Punto en línea, Marabunta y Cuadrivio. También participó en la antología Telescopio (Fractal Editores, 2013). Mantiene el blog "Infernáculo".

Visita su blog y síguelo en redes sociales:

Sigue nuestras redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *