Días de MuertAs

México es un país repleto de cultura y tradiciones, pero sin temor a equivocarme una de las más reconocidas en la época contemporánea por su simbolismo y representatividad es el Día de Muertos y la razón es porque nos permite hacer catarsis con la idea o temor hacia lo que la muerte implica. Hacemos las paces con “la huesuda” y hasta “hacemos el humor” con ella; también nos permite sentirnos en paz con nuestros difuntos mediante la evocación nostálgica del recuerdo de lo que fueron para nosotros en vida y para ello ofrendamos todas las amenidades y delicias gastronómicas que los hicieron felices durante su estadio terrenal.

En lo personal es mi tradición favorita, sin embargo no puedo reprimir el pensar en la paradoja de celebrar un Día de muertos, viviendo en un país donde todos los días son Días de muertAs, pues si bien uno es tradición y el otro tragedia, la reflexión del asunto -y del hecho social- lleva a la emergencia de discutir entorno a ello.

Vivimos en un país donde ser mujer se convierte en la crónica de una muerte potencial, de un probable feminicidio; nuestra realidad es una sentencia de miedo crónico. ¿Por qué? Porque entre enero y agosto de este año fueron registrados 645 feminicidios a nivel nacional, de acuerdo con las carpetas de investigación abiertas en los Ministerios Públicos y reportadas al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP); cifra que convierte al 2020 en el año con más número de víctimas de feminicidio durante los primeros ocho meses de los últimos cinco años. Las cifras nos arrojan un escalofriante cálculo de casi 11 mujeres asesinadas por día: Todos los días en México son Días de muertAs.

muertas
Fotógrafo: Diego Leyva

¿Qué puede ofrendar un infante al que se la arrancado a su madre; la incertidumbre de qué pasará con su vida ante la ausencia de políticas gubernamentales que le respalden? ¿Qué altar montaría la familia de la víctima sino uno con sabor a impotencia ante la impunidad de un miserable dos por ciento de probabilidad de que el feminicida sea detenido y procesado? No hay festividad que dé consuelo a una madre que ha tenido que identificar el cuerpo ultrajado de su hija que fue asesinada por ir sola caminado por la calle o porque salió de fiesta o porque era estudiante o porque vestía “muy provocativa” o simplemente, porque era mujer.

Todos los días en México son Días de muertAs. Vivimos en luto perpetuo donde el tiempo recrudece la brutalidad y el encono del patriarcado hacia las mujeres. Mientras más hacemos por visibilizar la violencia contra nosotras, más se nos ataca; mientras más alzamos la voz, más se nos abuchea, mientras más fuertes nos hacemos, más se nos estigmatiza…Pero vivir con la muerte junto a nosotras no nos paraliza, nos impulsa; así como la rabia frente la injusticia y la displicencia gubernamental, nos moviliza.

¿Cómo vamos a vivir entonces los Días de muertAs? Exigiendo. Luchando. Ganando.

Exigiendo...

Exigiendo a las autoridades los derechos fundamentales que cualquier persona debe tener garantizados para vivir: seguridad, educación, condiciones dignas de vida, libre decisión sobre nuestros cuerpos, equidad laboral y salarial y desde luego una vida libre de violencia.

Luchando...

Luchando cada una desde nuestra trinchera y con los medios a nuestro alcance. No todas las mujeres tienen la posibilidad de ser activistas, de promover iniciativas de ley, de impartir justicia con perspectiva de género o de contribuir en la terminología académica, pero todas sí podemos ser generadoras de conciencia en nuestro entorno, ya sea desde la interconexión filial, fraternal, familiar o por amistad, pero los objetivos de sensibilizar, crear empatía y tejer redes de apoyo y sororidad debe mantenerse firme en todos nuestros frentes.

Ganando...

Ganando espacios de manifestación y libre expresión. Hay que tomar todos los lugares donde habitamos y vivimos las mujeres, desde la casa/hogar hasta las calles, desde la escuela hasta el ámbito laboral; y no sólo una toma física del espacio sino una toma completa y perenne en la que nos apropiemos de nuestro ser y de la circunstancia/momento que estemos viviendo; que nos hagamos dueñas de nuestras libertades y decisiones, pero más importante aún, que velemos porque nuestras compañeras tengan los mismos derechos que nosotras hemos ido ganando con el esfuerzo colectivo entre mujeres.  

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Fridda Salas

Username: Fridda Esmeralda Salas Cuéllar

Nivel académico: Licenciatura en Sociología (pasante) Estudié la licenciatura en Sociología en la FCPyS-UNAM y llevé a cabo mi Servicio Social en la Cátedra Unesco de Derechos Humanos de la UNAM a cargo de la Dra. Gloria Ramírez Hernández, colaborando con diversas actividades para el robustecimiento del micrositio de la CEDAW y dando seguimiento al caso del feminicidio de Lesvy Berlín Osorio. He sido asesora educativa desde hace más de cinco años, así como profesora adjunta en distintas materias dentro de la FCPyS y la ENTS. Recientemente apoyé en la coordinación y moderación durante el Primer Coloquio de Transhumanismo y tecnologías de mejoramiento humano, impartido en el IIS-UNAM en noviembre de 2019, así como en la coordinación y gestión académica del PAPIIT-IG400920 “Estudios de Ciencia, Tecnología y Sociedad para el análisis de riesgo”. También colaboré como ponente en el Foro Igualdad de Género, Diversidad sexual y No discriminación que se llevó a cabo el día 23 de enero de 2020 en la UAM-Azcapotzalco sobre el tema “Prevención de la violencia de género en las redes sociales”; posteriormente con la videoconferencia “Prevención de la violencia de género y Ciberbullying” el día 05 de junio del presente año, también para la UAM-Azcapotzalco. Mis campos de investigación se enfocan a Estudios CTS, Estudios de género y epistemología feminista, sin embargo, también tengo interés en el estudio de sistemas complejos y teorías interpretativas-comprensivas. Actualmente desarrollo el tema de investigación de ciberactivismo feminista y su impacto en movimientos sociales.

Sigue nuestras redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *