¡Bienvenido al Club de literatura! Reseña de DDLC plus (Sin spoilers)

El 30 de junio se lanzó Doki Doki Literature Club! Plus, la reedición del videojuego de culto Doki Doki Literature Club (DDLC, pa’ los cuates) que se lanzara en 2017. Este título corrió a cargo de Team Salvato (la desarrolladora original de DDLC) y Serenity Forge. Se lanzó para todas las consolas y plataformas de videojuegos disponibles: Nintendo Switch, Play Station, Xbox y Steam y Epic store (para PC Master Race).

Se trata de una novela visual (visual novel) con tintes de simulador de citas (datesim) que en el fondo esconde una historia llena de ternura, romance y retorcidos eventos que podrán traumarte de por vida. De hecho, la advertencia al principio del juego se volvió más enfática y más friendly con los jugadores necios que, a pesar de ser impresionables, quieren experimentar el horror psicológico de DDLC plus. Incluso cuenta con una opción que te avisa cuando ocurrirá una escena no apta para personas muy sensibles (aunque eso implica un gran spoiler dentro de la trama).

DDCL
Imagen tomada de serenityforge.com

DDLC plus trata acerca de Monika, la presidenta del club de literatura, quien tiene el objetivo de convertir el club en un lugar donde todos puedan ellos mismos y expresarse libremente. En el club encontrarás a Sayori, tu amiga de la infancia y la responsable de obligarte convencerte de unirte al club de literatura; también encontrarás a Yuri, una chica alta de pelo oscuro (azul, al parecer), muy reservada y tímida (el prospecto a seguir de cualquier otaku, pues); además, está Natsuki, la más pequeña del club y la más joven también, esta chica de primer año con apariencia de loli y cabello rosa es la tsundere por excelencia del cuarteto, tierna como un flan por dentro pero grosera y agresiva con todos los demás. Por último, tenemos a Monika, la presidenta del club y tu guía dentro del juego.

DDCL
Imagen tomada de serenityforge.com

A comparación del título anterior, este juego tiene ciertas particularidades extras además del énfasis en la advertencia del principio. El juego comienza como si iniciaras una máquina virtual, esto puede confundir al principio y parecerá sólo una interfaz exagerada para mostrar el contenido dentro del juego: imágenes y soundtracks, pero nada es gratuito en DDLC plus.

Como ya mencioné, el juego contiene imágenes y pistas de audio desbloqueables conforme avanzas en la historia principal del juego (¡los wallpapers de Yuri y de Monika son simplemente imperdibles!) y también nos presenta un añadido que permite entender el contexto de cómo se creó el club de literatura y de las interacciones entre las cuatro chicas: las historias paralelas.

Si nunca has jugado DDLC, recomiendo ampliamente no jugar las historias paralelas, pues tienen spoilers de partes relevantes de la historia principal.

El juego en sí mismo no ha cambiado, es la misma historia y tiene las mismas mecánicas que el DDLC original, sin embargo se nota una mejoría en las animaciones y en la calidad gráfica. Los añadidos, como los e-mails, las imágenes desbloqueables y las historias paralelas seguramente serán muy valiosos para los fanáticos de este título.

Así que, si te gustan los datesim y las historias de terror, ¿qué esperas? ¡Doki Doki Literature Club Plus es para ti! Únete al club de literatura y “write the way into your heart!”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Gablot

Gablot

Gilberto A. Nava, “Gablot” (México, D.F. 1990). Estudió Letras Hispánicas (FFyL/UNAM). Como poeta es un excelente cuentista. Pambolero por herencia genética y cruzazulino; fanático de Zelda, entrenador Pokémon por las noches. Pierde la mitad del día jugando MTGA. Ha colaborado en Atómix, Penumbria, Punto en línea, Marabunta y Cuadrivio. También participó en la antología Telescopio (Fractal Editores, 2013). Mantiene el blog "Infernáculo".

Visita su blog y sigue sus redes sociales:

Sigue nuestras redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *